Arbitro tarjeta amarilla

Menos dramas, más fútbol

En los últimos días, por lo notificado por la Comisión Arbitral en donde se conoció la sanción a Jacobo Kouffaty de dos semanas y 44 millones de pesos, las dos fechas de suspensión para Miguel Angel Russo por su expulsión en Manizales y la noticia de que sus asistentes, Guillermo Cinquetti y Hugo Gottardi se encontraban “bajo investigación”, algunos hinchas en redes quisieron armar un escándalo de “persecución” por parte de Dimayor. Otros, incluso, se fueron más atrás a inventar partidos en los que “no nos pitaron penales”.

El escándalo se puso peor el jueves, por una “supuesta irregularidad” con el boletín por tener fecha de mayo 9 y haberse publicado en mayo 10, fecha en la que Kouffaty rindió descargos en Dimayor. Se habló de “posible nulidad” por eso…

Demasiados dramas, en el boletín se especifican, de forma textual, las palabras del volante venezolano en su declaración, para luego determinar la sanción. Cada semana, la resolución de sanciones se publica los miércoles con fecha del día anterior porque ese día se empieza a digitar. Además, con Kouffaty lesionado, es mejor que la sanción se aplique de una vez porque igual va a estar ausente en Techo por su molestia. Es mejor así en lugar de armar escándalos que no van a servir de mucho, porque simplemente sacan otra resolución con otra fecha y la misma sanción, que ya no se cubriría con el partido de este fin de semana.

Eso sí, esperamos que el Club presente argumentos de peso en los recursos de reposición y apelación buscando reducir la sanción, tanto a nivel de tiempo como de dinero. Mientras tanto, Kouffaty deberá trabajar en su proceso de recuperación para volver a punto para la última fecha (esperando ya estar clasificados) y para los Playoffs. Mientras, es mejor que la sanción ya esté cursando por el tiempo y la situación médica del jugador.

Demasiados dramas. Salvo el partido con Once Caldas, en el que claramente hay un penal más grande que Manizales terminando el juego que pudo cambiar el resultado y no fue sancionado, no hay ningún otro juego en el que el arbitraje haya influido directamente en el resultado (protestar por el arbitraje del último juego ante Cortuluá después de ganarlo ya es la tapa). Y si bien las sanciones han sido drásticas, no es para estar llenos de sobreactuación con escándalos desmedidos en las redes sociales.

Mejor pensar en la pelota. Mejor dejar tanto show por el arbitraje como si fuéramos hinchas de equipo chico resentido y preocuparnos por el fútbol, por el partido que viene en Techo, por ganar y quedar con un pie en las finales, teniendo en cuenta que los resultados se dieron y que habrá tres partidos en los cuales juegan rivales directos en la lucha por la clasificación; por las lesiones, pues para este fin de semana tendremos cuatro jugadores ausentes por este tema… Hay cosas más importantes en qué pensar que en la Comisión Arbitral o los jueces.

Esa es mi invitación: menos dramas y más fútbol.

Gabriel Jiménez
En Twitter: @elmechu

 

A %d blogueros les gusta esto: