Alejandro Cíchero

La historia de los venezolanos en Millonarios

Wuilker Faríñez se convierte en el sexto venezolano que llega al equipo más tradicional de Colombia y el segundo en la posición de arquero (hasta ahora, cuatro jugadores y un técnico).

Antes de Jacobo Kouffaty, quien llegó al plantel Embajador este año, los tres últimos venezolanos que vinieron a Millos fueron campeones, en Mundo MILLOS recapitulamos sus historias.

Alejandro Cíchero, defensor central, llegó para 2010 y fue campeón de la Copa Colombia 2011, semifinalista de la Copa Colombia 2010 y semifinalista de la Liga en los torneos Apertura 2011 y Finalización 2011. En su paso por el equipo Embajador registró cinco goles: a Once Caldas el 22 de agosto de 2010, a Envigado el 16 de octubre de 2010, Boyacá Chicó el 5 de marzo de 2011, Real Cartagena el 27 de marzo de 2011 y Envigado, de nuevo, el 8 de diciembre de 2011.

Con Cíchero también llegó su compatriota, Ríchard Páez, el primer técnico que tuvo Millos desde que nació Azul y Blanco, quien dirigió durante dos años (desde junio de 2010 hasta junio de 2012) consiguiendo el título de la Copa Colombia 2011 y dos semifinales de Liga y una de Copa.

Antes de Cíchero y Páez, otro venezolano ya había vestido los colores de Millonarios para ser campeón. Se trata del guardameta Rafael Dudamel, resistido por un gran sector de la afición por su pasado con Santa Fe, pero figura indiscutida y fundamental en la consecución del, hasta ahora, único título internacional de los Embajadores en la historia: la Copa Merconorte 2001.

Luego de haber conseguido el subtítulo de 2000, Millos encaró la última edición del torneo buscando el esquivo título, que se logró luego de dejar en el camino a Necaxa de México en la semifinal y Emelec de Ecuador en la gran final, ambos por la vía de los penales.

En ambas definiciones, Dudamel fue fundamental. Contra los mexicanos, luego de remontar un 0-2 en contra, el portero atajó uno de los cobros de los “rayos” (que erraron dos más); y contra los “eléctricos” de Guayaquil, Rafael atajó dos de los cinco penales y Millos ganó la serie para ser campeón en tierras extranjeras.

La historia de Millos tiene un venezolano más en sus filas. Se trata de Stalin Rivas, volante ofensivo, también de selección, que llegó en agosto de 1996 pero tuvo pocas participaciones con el equipo titular y pasó con más pena que gloria.

A %d blogueros les gusta esto: